El comienzo...

Habían transcurrido ya seis meses de aquel año 1992,
cuando coincidiendo con las Fiestas de Hogueras se
inaugura en Alicante el “Restaurante Chapeau”.
Era un Alicante tranquilo y distinto, no existía el Tram, ni el
Marq, ni la Volvo Ocean Race..

Emilio Urrea, después de muchos años vinculado a la
hostelería de la ciudad, y apoyado como siempre por su
madre Paquita
, decide poner en marcha su proyecto
gastronómico en el centro de Alicante.

En poco tiempo El Chapeau pasa a ser un punto de referencia
por una propuesta de comida casera Mediterránea de
calidad y por mucho más
.



La cocina...

Al frente de la cocina Paquita, ella es la "salsa" del Chapeau.
Se mueve como pez en el agua entre sus cazuelas y
fogones. Los ingredientes de sus recetas son materias
primas de calidad y proximidad
, cocinados con mucho mimo
y a fuego lento… Así obtiene de una forma sencilla, unos
platos sabrosos, exquisitos, sin disfrazar los sabores, como a
todos nos gustan.

Cuando pruebes el gazpacho yeclano, el arroz con conejo y
caracoles, la olleta, o la ensalada Chapeau,...lo entenderás.
Al frente de la "hospitalidad", Emilio, "el anfitrión" del
Chapeau.

Son muchas las personas qué nos han visitado durante todos
estos años e infinitas las historias y anécdotas compartidas
con ellas.

Algunas nos confiesan que se sienten como en casa y
muchas para nosotros son como de la familia, ellos son
nuestros clientes.

Todo esto es lo que hace que El Chapeau sea un lugar
Chapeau!